Los héroes anónimos

Los héroes anónimos
julio 23, 2017 Alejandro Illán
In Noticias

Imagen Teleférico del Ávila, Instagram ( @telefericodelavila )

Crecí en la ciudad de Caracas durante los años 70 y 80, eso es sinónimo de haber observado las luces del Hotel Humboldt todas las noches.

Siempre me intrigó su presencia, no entendía bien qué hacía allí y jamás me hospedé en él, era un hotel abandonado pero se mantenía vivo, no funcionaba, existía en un estado latente, siempre me preguntaba cuál era su función, quién encendía sus luces cada noche, cómo se mantenía.

La respuesta no la supe sino muchos años después, cuando en una de mis muchas visitas al Ávila conocí a la persona que cuidaba de esta emblemática obra. Su nombre era Francisco López Fernández (Paco). Un hombre simple y reservado, de origen español, de quien se sabía muy poco. Él era la persona responsable del cuido del Hotel Humboldt. Siempre me intrigó mucho su vida. Cómo sobrellevaba la soledad en esa inmensa estructura olvidada en el tiempo. Luego comprendí que este personaje estaba ahí porque quería, era un refugio perfecto, entendí que era un privilegiado. Su casa era el olvidado y misterioso Hotel Humboldt.

Desde que conocí a Paco mi percepción de esta estructura luminosa fue diferente, ahora sabía quién estaba ahí, ahora el hotel tenía vida, sabía quién era el responsable de que todos los habitantes de la ciudad pudiéramos disfrutar cada noche de ese “faro perfecto”, como lo concibió el arquitecto Sanabria antes de su construcción.

Para los que no conocen el emplazamiento de este hotel, está ubicado en el tope de una de las montañas al norte de la ciudad de Caracas, el cerro El Ávila, a unos 2.140 metros sobre el nivel del mar y a más de 1.000 de altura con respecto a la ciudad. Su ubicación es privilegiada. Las vistas desde este hotel son imponentes.

Durante el proceso de escritura del libro logré entablar comunicación con el director Thomas Sipp, quien en 1.999 realizó un documental llamado Hôtel Humboldt y gentilmente me obsequió una copia. Un film dirigido y producido por él, en conjunto con Archipel 33 y France 3. En principio, este documental  trataría sobre el hotel como personaje principal, sin embargo, cuando Sipp  conoció a Paco comprendió que la historia a desarrollar era Paco y su vida en el hotel. A través de casi una hora pude aproximarme con más detalle a la vida de este personaje. Sin duda alguna un héroe anónimo, como miles de personas que nos rodean, de las cuales conocemos muy poco. No me impresionan los héroes conocidos, no dudo de su valía, sin embargo creo en los anónimos, estos no explotan su heroísmo, simplemente lo ejercen con humildad. Paco en silencio y con muy pocos recursos logró mantener  esa gran obra, que sin duda alguna, es uno de los íconos más importantes de la ciudad de Caracas y de Venezuela.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*